Como combatir el contagio por aerosoles: partículas que quedan suspendidas en el aire

Durante esta última semana, gracias a la última publicación del diario EL PAÍS, hemos visto cómo puede contagiarse el coronavirus en salas cerradas con varias personas.

En la noticia, se plantean 3 escenarios basado en casos reales donde fácilmente se contagia el coronavirus si no se usa mascarilla, no se controla la duración del encuentro y no se ventilan las zonas de posible contagio.

Como bien dice, los aerosoles son partículas contagiosas muy pequeñas que expulsa una persona al respirar, hablar o cantar, que se quedan flotando en el aire de ambientes cerrados.

Para evitar esta situación, la distancia no es suficiente, y llevar mascarilla tampoco. Aunque es verdad que ayudan a reducir los contagios, es importante que los espacios cerrados se mantengan ventilados. Pero… ¿Qué sucede cuando una sala no tiene ventanas o puertas y no podemos ventilarla?

Los equipos de ozono son una posible solución. Generando 5.000-28.000 mg de ozono por hora eliminan virus, bacterias, ácaros y todo tipo de olores. Además, según los metros cuadrados de la sala, se mantiene encendido durante 2 o 55 minutos. Este tipo de maquinaria es aplicable tanto a supermercados, oficinas, vehículos, vestuarios y en general sitios cerrados donde se acumulan muchos aerosoles exhalados por varias personas.

Consulta la ficha técnica de nuestros equipos de ozono Aquí.

Aunque anteriormente hemos dicho que llevar mascarilla no es suficiente para evitar contagios, es verdad que contribuimos a reducir el número de contagios. Según el artículo del PAÍS, llevando mascarillas podríamos reducir hasta 4 contagios del total, siempre y cuando las mascarillas cumplan con cierta eficacia de filtración.

Échales un vistazo a nuestras mascarillas quirúrgicas tipo IIR Aquí

Su eficacia de filtración es superior al 99%, eso significa que se filtran muy pocas partículas cuando exhalamos.