Lluvias y Mascarillas Quirúrgicas, ¿son compatibles?

La mascarilla se ha convertido en una prenda más de nuestro día a día. Y con la llegada de las lluvias de otoño e invierno, es normal que surja la duda sobre lo qué debemos hacer si nuestra mascarilla quirúrgica se moja. Para entender que sucede, es imprescindible saber cuánto dura este tipo de mascarilla y los casos en los que debes prestar atención y cambiarla, puesto que no hacerlo, no garantizaría los niveles óptimos de protección. Quizás una solución sería la mascarilla impermeable a salpicaduras… ¡Sigue leyendo!

¿Cuánto dura una mascarilla quirúrgica?

 

En general, este tipo de mascarilla no se recomienda que se utilice más de 4 horas, estén o no deterioradas.

Asimismo, uno de los primeros consejos que la OMS recomienda sobre el uso de mascarillas, es que debe cambiarse si se humedece. La humedad puede generarse o bien, por el deterioro al utilizarla o por un factor externo como la lluvia. En ambos casos, se recomienda sustituir la mascarilla humedecida por otra de nueva y seca, puesto que, al mojarse pierde eficacia de protección y su humedad puede llegar a generar un efecto no deseado.

Solución: Nuestras Mascarillas Quirúrgicas IIR

 

Aunque no podemos dejar de aconsejar el uso del paraguas, para evitar que la mascarilla se empape, o llevar una mascarilla de recambio, te presentamos una de las propiedades más sorprendentes de nuestras mascarillas quirúrgicas IIR y que te ayudará con este problema:

Mascarilla impermeable a las salpicaduras. La capa azul exterior está diseñada para repeler las salpicaduras como las de la lluvia. Te dejamos un mini-clip en el que podrás apreciar esta propiedad.

Además, de no traspasar la humedad al interior ni dejar sensación de mojado, las gotas caen sin penetrar en el interior de la mascarilla. A parte de comodidad, la impermeabilidad de la mascarilla evita que se den problemas de proliferación de bacterias a causa de la humedad.